Error
  • JUser: :_load: Unable to load user with ID: 43
14
September

La idiosincrasia del mexicano

Written by  Jesús Castillo Reyes
Published in Principal

Los mexicanos tenemos un sinfín de características que forman parte de toda una cultura pero en muchas ocasiones carecemos del conocimiento acerca de nuestra historia, lo cual provoca una crisis de identidad que puede provocar numerosos desordenes en cuanto a nuestras costumbres y formas de vivir. Esto puede generar muchos problemas ya que tenemos costumbres erróneas que nos perjudican, como sociedad mexicana y nación. Tenemos un grave problema pero no se ha hecho nada para solucionarlo y puede ser fruto de que a nadie le interesa, nos gusta sufrir, ser manipulados, callar y no quejarse, no defender nuestros derechos y libertades. ¿Vivimos inconscientemente o es que nos gusta vivir así? Esta columna pretende concientizar a los mexicanos de desechar todo lo malo que reflejamos y conservar lo bueno que tenemos porque la respuesta está en todos, no es cuestión del presidente, funcionarios o de los profesores solamente, sino se requiere de toda la sociedad, en conjunto, comenzando desde la familia, que es un agente socializador muy importante, ¡es el núcleo de la sociedad! Que sea  tratando de inculcar buenos hábitos y costumbres a las nuevas generaciones de sus integrantes  y, como ya lo mencionamos, acabar con todas esas malas costumbres que no nos permiten desarrollarnos como sociedad.

 

Nuestro país se encuentra en una profunda crisis de identidad y pérdida de valores. ¿Quiénes somos los Mexicanos? nos preguntamos muchos de nosotros. Y esta confusión tiene una raíz que se origina desde la conquista, las invasiones extranjeras, el arrebatamiento de las tierras del Norte, pero sobre todo del profundo rechazo de la actual imagen del Mexicano "Tranza, flojo, conformista,¿ y vivo? o abusivo?. Por qué lo  vivo puede ser utilizado para cosas útiles e incluso de bien. Eso en México, ya se perdió; llevamos muchos años en que lo conveniente, lo práctico, lo rápido y lo barato es violar la ley y caer de las libertades al libertinaje. 

 

Se dice que hay que hacer una nueva Constitución. ¿Cuál sería un ejemplo de una Constitución más apegada a la realidad y menos a la aspiración? que sea mucho más concisa y tal vez breve, y  de más largo aliento que la actual. Más cercana a la realidad, que descargara su fardo normativo en leyes constitucionales, que sean un peldaño intermedio entre la Constitución y las leyes secundarias, y sin candados para reclamar un derecho, como sería una mayoría calificada para modificarla, donde  ser mixteco, zapoteco, otomí, maya, tarahumara o yaqui no excluya de  ser mexicano, si sólo si existe un común denominador, un hilo conductor que permea a todos, que es la cultura fundamentalmente y sus los símbolos. Eso si existe, entonces  en una sociedad multicultural puede ser una nación con esa característica. ”Pienso que tenemos una Constitución totalmente manoseada, parchada, que tenemos guardada en formol porque ya ni siquiera la usamos.

 

Un alto ejecutivo japonés (Carlos Kasuga Osaka) que visitó una de sus plantas automotrices en México citó a una reunión a los ejecutivos mexicanos y comenzó diciendo “Señores, quiero decirles que ustedes son los hombres del mañana”, los mexicanos se sintieron muy orgullosos por tal halago y dijo “¿saben porque? Porque todo lo dejamos para  mañana”.  Y yo respondería si, salgamos mañana, pero a gritar a reconocer nuestros logros como país, como comunidad, como personas, como mexicanos. Que este mes  de septiembre sea de cambios, de aspiraciones o incluso  de recuerdos, pero sobre todo de metas por muy mínimas que parezcan porque lo más  lo más complicado es el inicio y ese inicio ¡ya comenzó!.

Read 2284 times Last modified on Thursday, 14 September 2017 20:00
Rate this item
(2 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Sobre nosotros

Donec laoreet diam fermentum
augue viverra, ac posuere nibh porta. Integer consequat risus ac nisl
imperdiet suscipit. Praesent tempus
convallis viverra.